Pies

He sentido la arena que ha besado al mar entre mis dedos,
 y he sentido el ardor en mi talón de aquella que nunca estuvo en el
Entre las falanges y el metatarso de mis pies
he vibrado al sentir el frío río entre los dedos
Y he agradecido la firmeza al pisar sobre la roca que hace montaña
he maldecido a aquella que engaña, resbala y te bota,
He caminado bajo la luz de una noche ,
he corrido al atardecer de un glorioso día,
He pisado mis lágrimas y mi mierda,
y he vuelto sobre las pisadas y sobre las huellas que hicieron mis pies,
Y aún allí en la agonía de la noche he sonreído
mis pies han bailado , cantado y reído
Porque de lejos vengo siguiendo la estrella
a veces aunque no tenía fé que la hallaría,
mis pies sin vacilar me mantuvieron erguido
andando uno de vez en vez,
Izquierdo, derecho,
izquierdo, derecho
Izquierdo, izquierdo, izquierdo
Y aunque alguno fuera arrastrado, llegué por ellos,
Por ellos a tí,
Y ví tu camino  en la montaña como se unía y desaparecía y la arena la tapaba
Y la noche la ocultaba, pero al fin aquí
Tu camino y mi camino se confunden se unen, ya no vienen
Solo van, y mis pies bailan con tus pies
Y mueven nuestros cuerpos a placer, y allí,
Cuando yacen nuestras almas entrelazadas
Y nuestros pies enredados de amar
Con nuestra mirada al frente, cansados de soñar, para empezar a  vivir de verdad
Allí soy feliz porque tus pies y mis pies
Caminarán, bailarán y saltarán
Y se sonreirán, sin parar de andar.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Fe

tristes elecciones

Pensamiento