Leeme

Se que me lees,
pero no sé si lo haces como yo te leo,
sé que no soy sensato y que no lo quieres ser,
sin embargo,
leo desde la mirada sutil de tus cejas,
hasta los pícaros dientes mordiendo tus labios,
crees que no te leo,
y no leo sólo tus manos para ver tu futuro,
también leo tus dedos y falanges,
y leo más,
a pesar de no ser analfabeta,
quiero repasar las lecciones de tu inmarcesible piel,
pasando desde tus dedos hasta recorrer
tus pechos,
m con a ma, p con a , pa,
y me hago el tonto y vuelvo a leer ,
tu sonrisa, tu pensamiento, lo que escribes,
y lo que me lees
si ,
s con i si,
leo lo que me lees,
y veo otras letras en tu simientes,
y veo nuevas oraciones
y no termino de comprender la narrativa de ti,
aunque al rozar el lomo del volumen de tus libros,
pasar por las páginas del prefacio,
mis dedos se enredan entre ellas ,
esta comunicación en clave morse
que no nos debería definir pero que observo en tu epílogo,
quisiera ser en tu libro la tinta,
no aquella que se derrama.y ensucia,
sino aquella que sutilmente escribe al menos una hoja,
o una página memorable para ser recordada una vez más,
para aquel que nos sepa leer
jamás nos sepa olvidar.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Fe

debes saber

no me Des