Blasfemia

Ininteligible,
sobre ti debo andar,
con tu aroma aún en mi piel debo maldecir,
en este suelo sagrado,
debo escupir, sangrar, vomitar, eyacular,
y aunque no entiendas más,
la justicia no termina de llegar,
y el justo se parece alejar,
existe acaso,
acaso aparecerá,
como el invisible viento trayendo el amanecer,
en medio de estos demonios,
montado en su corcel la justicia que ha de prevalecer,
o será el comandante que guía a estos malditos sedientos de sangre,
que se revuelcan en la pocilga del poder,
no voy a caer en el error,
jamás voy a responder a tus actos
de supuesta honradez con mi actos de completa estupidez,
blasfemo, maldigo en esta hora,
tu hora y mi hora,
en la cual no ves,
no oyes o no quieres oír,
te crees bueno, por no hacer ,
por poner reglas y desaparecer,
solo por ver y luego juzgar,
te atreverás a juzgar?
todo lo hecho,
con tu no hacer,
con tu destrucción que nace de tu desconfianza,
de realizar una prueba a nosotros los mortales,
que estamos luchando nuestra lucha,
contra aquellos con quien nos abandonaste y
que con sus caras de bondad como el del ángel caído,
desean establecer nuevas reglas y culpar de todo a quien por todo no ha sabido responder,
blasfemo me dicen,
y con blasfemias responderé,
pero no soy el primero , y tampoco el último seré,
apenas una brizna en este tornado que soportaremos,
sin saber por qué, sólo por tus reglas
sólo por saber,
no quiero maldecir y blasfemar,
pero lo haré.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Fe

debes saber

no me Des